Padres de estudiantes del Instituto Nuevo Amanecer

La parálisis cerebral no es progresiva, lo que significa que el daño en el cerebro no es degenerativo, pero los síntomas pueden mejorar o empeorar con el tiempo.

Consejos para Padres de Niños con parálisis cerebral

Aprenda más sobre parálisis cerebral, mientras más sabe más puede ayudarse a usted mismo y a su niño.

Demuéstrele a su niño cariño y juegue con él. Trate a su hijo o hija igual como lo haría con un niño sin discapacidad. Lleve a su niño a diferentes lugares, lean juntos y diviértanse.

Aprenda de los profesionales y otros padres como cumplir con las necesidades especiales de su niño, pero trate de no volver su vida una ronda de terapia tras terapia.

Pida ayuda de su familia y amigos. Cuidar a un niño con parálisis cerebral es trabajo duro, enséñele a otras personas lo que deben hacer y deles diversas oportunidades para practicarlo mientras usted toma un descanso.

Manténgase informado sobre nuevos tratamientos y tecnologías que puedan ayudar. Siempre se están desarrollando nuevos enfoques y estos podrían hacer una gran diferencia en la calidad de vida de su niño.

Trabaje con profesionales en intervenciones tempranas ó en su escuela para desarrollar un plan individualizado de servicios para la familia y un programa educativo individualizado que refleje las necesidades de su niño. Asegúrese de incluir servicios relacionados, tales como terapia del habla y lenguaje, terapia física y terapia ocupacional.

Infórmese sobre tecnologías asistenciales que pueden ayudar a su niño.  Esto podría incluir un simple tablero de comunicación para ayudar a su niño a expresar sus necesidades y deseos. Su niño, igual que cualquier niño, tiene una vida entera para aprender y crecer.